Pan artesanal, la historia de los falsos mitos

 

pan artesanalSuena la alarma a las 4:00 nos ponemos en pie y, a las 5:00 estamos encendiendo los hornos. Elaboramos nuestras masas diariamente, a base de harina de trigo u harina integral, agua, levadura y sal, además, en algunas piezas añadimos semillas multicereales. Tras hacer esto, dejamos que la masa fermente para poder meter nuestras masas, ya con las formas deseadas, al horno. Y mientras se hornea nuestro pan, queremos resolver ciertos mitos con respecto al pan artesanal.

 

 

¿Es bueno/necesario comer pan artesanal?

 

La respuesta es . En nuestro caso, el pan forma parte de la alimentación mediterránea. Una buena dieta equilibrada siempre contendrá pan. Además, es saciante, no contiene grasas, tiene pocas calorías y, por el contrario, un gran componente de nutrientes.

 

¿Qué nos aporta el pan artesanal?

 

En primer lugar, es una fuente de almidón, componente que encontraríamos en la harina de trigo que utilizamos en nuestros panes. El almidón, por su parte, es un azúcar de absorción lenta. ¿Qué significa esto? Significa que no pasa directamente a la sangre, sino que nuestro cuerpo genera una reserva de energía. ¿Cuándo utiliza esta reserva? Cuando el cuerpo lo pide, es una especie de “gasolina” que vamos consumiendo de forma constante. ¿Qué implica? Al estar constantemente aportándonos esa “gasolina”, impide que tengamos la conocida sensación de hambre.

Según Xavier Barriga: “Además del contenido nutricional, el proceso de elaboración del pan artesanal y el uso de buenas materias primas resulta importantísimo para mantener la calidad del producto. Un buen amasado para formar el gluten y oxigenar la masa, un adecuado reposo donde se desarrollan los ácidos orgánicos que aportan el sabor al pan y un proceso de fermentación largo para darle tiempo a los ácidos a desarrollarse […]

 

¿El pan engorda?

 

Podemos concluir que es completamente falso.

Es decir, toda la comida “engorda”, puesto que si consumimos un número de calorías al día y no quemamos las necesarias, nos estarían engordando igual.Pan artesanal

Abel Mariné, dice lo siguiente al respecto: “La gente que se plantea esta pregunta no se ha parado a pensar que las calorías de los alimentos siempre engordan, vengan de donde vengan”.

El pan artesanal no tiene grasas, sí hidratos de carbono de absorción lenta, por lo que sólo tenemos que preocuparnos de con qué lo acompañamos.  Es decir, en nuestros bocadillos, lo ideal es que vayan verduras, fiambres y quesos bajos en grasas o carnes magras.

¿La miga engorda más que la corteza?

 

Otro mito falso. Los ingredientes para la corteza y la miga son los mismos, es decir, no se hacen por separado y luego se juntan, se amasa todo al mismo tiempo. ¿Por qué son diferentes? Porque en el proceso de elaboración, concretamente en el horneado, la corteza se deshidrata, es decir, pierde el agua.

¿Qué pan tiene más calorías, el blanco o el integral?

 

Pan artesanalAmbos tienen las mismas. La diferencia entre ambos es que uno se elabora con harina de trigo normal, y el otro con harina de trigo integral, que al final se resume en que uno tiene más fibra y otro menos.

Por lo tanto, si te daba miedo comer pan, puedes comerlo tranquilamente, siempre manteniendo una dieta equilibrada y saludable.

Recuerda que comer el pan lo más artesanal posible y sin elaborar, es mucho más saludable.

 

 

 

Si te ha gustado este post, puedes compartirlo en tus redes sociales y dejarnos en comentarios tu opinión sobre el artículo o ¡sugerencias para próximos temas que te gustaría que abordásemos!